Los tres Reyes Magos de Oriente existen (2/3)

Ver primera parte del cuento Los tres Reyes Magos y Maria (1/3)

Los tres Reyes Magos y María

-Cuando el Niño Jesús nació, tres Reyes Magos que venía de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarlo. Le trajeron regalos como prueba de amor y respeto. El Niño parecía tan contento que el más anciano de los tres Melchor dijo:

-Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Tendríamos que traer regalos para todos los niños del Mundo, así todos serian igual de felices.

-Oh, eso sería fantástico respondió Gaspar. Es muy buena idea, pero es muy difícil de llevar a cabo, hay miles y miles de niños repartidos por todo el Mundo y no podemos llevarles regalos a todos.

Baltasar, el tercer Rey dijo:

-Es verdad, estoy de acuerdo con vosotros sería fantástico, pero Gaspar tiene razón, aunque seamos magos, ya somos un poco viejos y nos resultaría un poco difícil.

Los tres Reyes Magos se pusieron tristes al pensar que no podrían realizar su tan ansioso deseo. El Niño Jesús, que desde su pobre pesebre les estaba escuchando muy atentamente, y mientras sonreía una voz se escucho en el Portal.

-Soy muy buenos, estimados Reyes Magos, y os agradezco todos vuestros regalos. Os ayudaré a realizar tan honroso deseo. Decidme, ¿Qué necesitáis para llevar los regalos a todos los niños del Mundo?

-Oh Señor! –dijeron los tres Reyes Magos arrodillándose- necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno por niño y esto es imposible.

-No os preocupéis –dijo Dios- , yo os daré no uno, sino dos pajes para cada niño del Mundo.

-Sería fantástico!, pero ¿Cómo lo podéis conseguir?, ¿Es eso posible?

-Decidme, ¿no es cierto que los pajes han de conocer y querer mucho a los niños?

-Sí, claro esto es imprescindible.

-Y, no es verdad que los pajes han de conocer al niño.

-Sí, claro esto también es cierto.

-Entonces decidme, apreciados Reyes Magos, hay alguien capaz de amar y conocer más a los niños que sus propios padres?

Entonces los Reyes se miraron y asintiendo con la cabeza empezaron a comprender.

Ordeno que por Navidad, conmemorando este agradable acontecimiento, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre y de parte vuestra, regalen a sus hijos los regalos que deseen. También ordeno que mientras los niños sean pequeños los regalos se entreguen como si fueran los propios tres Reyes Magos que estáis ahora aquí. Pero cuando el niño ya sea mayor, los niños harán regalos a los padres en prueba de afecto.

Así se dispuso y así se sigue recordando.

 

(continuará…)

Ver primera parte del cuento Los tres Reyes Magos y Maria (1/3)

 

Una respuesta a Los tres Reyes Magos de Oriente existen (2/3)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cesta de Compra

Su Cesta Compra está vacía.

Web solidaria

Esta web destinará el 0,7% a organizaciones y agrupaciones que trabajen para que el día de Reyes ningún niño se quede sin un juguete.

Compartir





  Enviar a un amigo